Escudo de la República de Colombia Escudo de la República de Colombia

Cuidados en casa: Alimentación

  • Con el progreso de la enfermedad los pacientes presentan dificultad para pasar los alimentos. Por esta razóntienen alto riesgo de malnutrición y déficit de líquidos (deshidratación), lo que a su vez aumenta la debilidad y la pérdida de masa muscular ya existentes por la enfermedad. El primer signo de dificultad para pasar los alimentos suele ser pérdida de peso, atragantamientos frecuentes, cambios en la voz tras la deglución y fatiga durante las comidas.

    Recomendaciones durante la alimentación del paciente:

    • Durante la alimentación recuerde siempre colocar la palma de la mano en la frente del paciente.
    • Tenga tiempo y paciencia a la hora de la alimentación, puesto que por la enfermedad el paciente come despacio y se atora fácilmente.
    • Evite administrar agua, puesto que al ser un líquido poco viscoso produce mayores atragantamientos. Es mejor dar líquidos con densidad como chocolate o jugos naturales.
    • Coloque los alimentos de acuerdo con las cocciones normales de la casa o la familia.
    • Las sopas deben ser con consistencia de crema espesa. Administre la cucharada y sostenga la del paciente cabeza para facilitar el paso.
    • Macere primero el seco con el tenedor aplanando bien los alimentos, de ser necesario luego se repasa con la cuchara; esto para que quede muy bien machacados y facilitar su deglución y minimizar la posibilidad de atragantamiento.
    • La carne asada es lo único que el paciente come en porción picada: el pedazo debe ser de un tamaño que permita su entrada en boca, no muy grande, pero tampoco muy pequeño para que él lo pueda manejar. No le dé más de un pedazo, porque eso hace que se vaya hacia los lados y es muy difícil para el paciente poder morder.
    • Cuando el paciente se sienta atorado, éste realiza un leve movimiento de cabeza o levanta las cejas. En ese caso, ayúdele a situar la cabeza un poco inclinada hacia adelante, colocando la palma de su mano en la frente del paciente para que pueda tomar los líquidos. Finalmente pregunte si está bien, para que usted esté tranquilo de que su familiar no está atorado y pueda continuar sin problema.